CASO ¿CERRADO?

Ayer se cumplió 35 años de que estallara en pleno vuelo un avión de la compañía Cubana de Aviación con 73 pasajeros a bordo. Todos murieron, cayeron en el mar. Pocos cuerpos fueron recuperados.
Los perpetradores de este acto de terrorismo se mantienen impunes en Estados Unidos.
Otras muchas víctimas de acciones terroristas contra Cuba, están en igual condición.
En el país se declaró el 6 de octubre como el Día de las víctimas del terrorismo de Estado, donde se recuerdan a todos los caídos en este tipo de actuar mezquino.

Vigilia en reclamo por las victimas del terrorismo de estado

Vigilia en reclamo por las victimas del terrorismo de estado

En recuerdo al abominable atentado al avión de Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976, Max Lesnik escribió el siguiente artículo:

BARBADOS: UN CRIMEN IMPUNE

Hacer estallar un avión en el aire con una artefacto explosivo dando muerte a los 73 pasajeros civiles abordo, constituye un acto criminal de lesa humanidad que no debiera quedar impune si la ley internacional fuera justa para todos, sin excepción de hombres o naciones.

¡Y claro que hay crimen sin castigo! La nación que no castiga al criminal responsable de la voladura del avión de Cubana de Aviación sobre los cielos de la isla caribeña de Barbados, un día como hoy, seis de octubre del año 1976, es Estados Unidos. Y el autor de tan abominable crimen se llama Luis Posada Carriles que vive gozando de plena libertad en Miami sin que la justicia norteamericana le haya pedido cuentas por tal acto inhumano, como tampoco su gobierno ha tomado en cuenta los pedidos de extradición solicitados por los gobiernos de Cuba y Venezuela, que le reclaman para juzgarlo por su abominable crimen.

Ridícula fue la farsa montada en el juicio celebrado en una ciudad tejana donde se llevó a Posada Carriles acusado de un delito menor : Entrada ilegal en territorio de Estados Unidos. Los más optimistas creyentes en el sistema legal norteamericano- en la que según ellos ningún crimen queda impune – llegaron a pensar que se trataba de una “jugada maestra” de tipo legal, como la que le fue aplicada al famoso gánster de la Mafia italiana Alfonso Capone, el célebre “Cara Cortada”, que por no tener pruebas concretas de sus actividades y crímenes gansteriles, lo juzgaron y sancionaron a varios años de cárcel en la legendaria y rigurosa prisión de Alcatraz, por el simple delito de evasión de sus impuestos federales.

Pero no. Ese no fue el desenlace del juicio al terrorista de origen cubano Luis Posada Carriles. Ni de terrorismo ni de la voladura del avión de Cubana de Aviación con sus 73 inocentes pasajeros a bordo, se trató el juicio en Tejas a Posada Carriles. Y como para agregar más infamia y burla a la farsa legal, ni siquiera hubo una sanción al terrorista Posada Carriles por el evidente delito de su entrada ilegal en el país en el barco “Santrina”‘, por las costas de La Florida, sino que le fue aceptada su flagrante mentira de que había cruzado la frontera entre Méjico y Estados Unidos, como un simple “espalda mojada”.

Si hay un “Día de la Infamia” ese es el seis de Octubre del año 1976, cuando se perpetró el crimen del avión cubano en los cielos de Barbados. Un crimen de lesa humanidad que sigue impune para vergüenza de la justicia universal.

Se buscan a presuntos terroristas por todos los rincones del mundo y los eliminan con cohetes “inteligentes” dirigidos desde aviones invisibles, sin hacerles el debido juicio como establecen las leyes del llamado mundo “civilizado” en que vivimos. Y dicen que eso está bien merecido. Que los terroristas deben pagar con la vida por los crímenes cometidos.

Y sin embargo, al terrorista más connotado de América, Luis Posada Carriles lo tienen en territorio de Estados Unidos protegido y gozando de plena libertad en Miami , paseándose por las calles como “héroe maldito” de la extrema derecha cubana sin que lo toque con el pétalo de una rosa la vara de la justicia norteamericana.

El crimen de Barbados hasta ahora sigue impune. Seis de Octubre. Un día de dolor, infamia y vergüenza. Hasta un día.

(FOTOS: ABEL ERNESTO, ISMAEL FRANCISCO Y OLLER)

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*