La nueva telenovela coreana

Pop made in Corea

 

Hallyu es la nueva ola de productos culturales con que el país asiático busca reafirmarse frente a China y Japón. Según el sitio digital de Newsweek en Argentina, el comentario que sigue es la “radiografía del fenómeno que rivaliza con los culebrones latinoamericanos y las bandas teen de los Estados Unidos”. Muy oportuno cuando justo hoy comienza en Canal Habana la transmisión de “La Reina de las Esposas”, telenovela coreana estrenada en 2009 que sus productores definen como drama romántico, y que seguramente tiene otros ingredientes atractivos, como la música por ejemplo. Tiene solo 20 capítulos. ¿La vas a ver???

Por Denise Tempone

El océano se movió y una ola se elevó en el planeta. Era grande y poderosa, pero suave. Se formó en Corea, comenzó su recorrido en 1997 y poco a poco se fue expandiendo por el mundo. Primero pasó por Europa, más tarde por Estados Unidos y década y media después, finalmente, llegó a Latinoamérica. La llaman Hallyu y viene repleta de información. No hay en ella agua ni arena, pero sí novelas, discos y películas que hablan del particular momento cultural que se vive en el otro hemisferio del planeta. A medida que crece se suman también la moda, la comida y hasta los videojuegos. La Hallyu, también conocida como “Ola Coreana”, trae consigo miles de anzuelos en forma de irresistibles productos pop contemporáneos que prometen atrapar las miradas hacia este país. Hoy, Corea busca diferenciarse de los otros dos monstruos asiáticos: China y Japón, por mérito propio.

Identidad = Poder. ¿Qué hizo que las aguas se movieran de esta forma? “El poderío de Corea en materia de tecnología, industria automotriz y construcción naval es conocido en el mundo entero”, explica Paula Fernández, especialista en industrias culturales asiáticas. “Sin embargo, su identidad cultural nunca estuvo muy clara. Todos conocen tradiciones chinas, todos saben algo sobre Japón, pero pocos pueden resumir símbolos de Corea”, observa. “Promediando la década del ’90, el gobierno comenzó a comprender la importancia de realizar inversiones para definir una identidad frente al mundo. Tener identidad es tener poder. Para eso se necesitan símbolos, artistas, música y una estética propia”, resume. A todo eso, lo llamaron “soft power”.

“La Hallyu es parte de este soft power. Es una ola suave y agradable, como la de un mar calmo. Es inofensiva, divertida e inocente, pero en realidad, es el modo más astuto que tiene Corea de comenzar a colarse culturalmente en Occidente”, explica Rita Barbieri, una santiagueña que vive en Seúl y trabaja para la compañía LG. Como residente de ese país desde hace cinco años, Rita confiesa estar muy atenta a lo que ofrece la industria cultural local. “Realmente me gusta el ‘drama’, como llaman a las novelas acá. Son hermosas estéticamente, sofisticadas tecnológicamente y las historias son divertidas, algunas hasta tienen mensajes profundos, basadas en leyendas y antiguos cuentos locales”, destaca. Son precisamente estos elementos los que están amenazando, según los especialistas, el reinado latinoamericano del culebrón.

Recientemente, el reconocido periodista de espectáculos mexicano Álvaro Cueva, se vio obligado a admitir: “Cuando veo ‘Una Joya en el Palacio’ (Dae Jang Geum) me emociono mucho porque siento que estoy mirando algo diferente. No hay capítulo en que no me sorprenda, porque descubro una Corea llena de valores, colores y sabores, y porque confirmo que hay muchos lazos que nos unen con ese país como el amor de sus madres de familia”. En un llamado de atención a la zona, Cueva agregó, “ni en México ni en el resto de Latinoamérica estamos produciendo nada la mitad de bueno que eso, aún cuando somos potencia telenovelera. Y lo que es peor, no estamos teniendo la inteligencia de ellos que cuentan con la Embajada de la República de Corea y la Korea Foundation como aliadas para la venta de sus productos. Esto es parte de su política exterior y no lo consideran una industria secundaria”.

Política de Estado. Corea no sólo compra espacios televisivos para difundir sus contenidos en otros países, además, el gobierno se encarga de administrar los propios sets de filmación de telenovelas exitosas para transformarlos en parques temáticos e invitando a todos los fanáticos a conocerlos. De esta manera, instituciones como la Organización de Turismo de Corea, que también promociona al país a través de su cultura popular, se suma a la oleada coreana y a su impacto en el terreno de inversión en distintas áreas. “La novela Cofee Prince tuvo tanto éxito que decidieron abrir la cafetería en un barrio muy de moda en Seúl. Ya lleva varios años generando grandes ganancias. Viene gente de todo el mundo a merendar. Hoy es otro punto de atracción turística y hay fans que llegan exclusivamente a conocerlo”, ejemplifica Rita.

Pero el estímulo estatal no se resume sólo a las novelas. El cine es otro de los caballos de batalla indiscutidos para darse a conocer alrededor del mundo. Conglomerados económicos como Samsung o Hyundai participan del financiamiento de filmes a cambio de beneficios impositivos. Las grandes compañías suelen ufanarse de descubrir nuevos talentos y alimentarlos. Muchos de estos filmes, basados en tecnología y efectos especiales fueron premiados en el mundo. Al día de hoy, la industria cinematográfica coreana ha alcanzado un estatus de culto entre los fanáticos del género y ha sabido cautivar al público que, acostumbrado a las producciones de Hollywood, se sorprendió con argumentos más intrincados y visualmente exquisitos.

El K pop, o pop coreano, apunta principalmente al público adolescente. “Cuenta con un despliegue inigualable de coreografías y vestimentas, es visualmente muy llamativo, al punto que hace quedar anticuado al pop estadounidense”, explica Rita. En países donde aún no desembarcaron las telenovelas (especialmente en Latinoamérica, que reaccionó con medidas proteccionistas ante los productores coreanos), la música es el principal vehículo de difusión. Tal es el alcance del pop coreano en la Argentina que el Centro Cultural Coreano Latinoamericano, con sede en nuestro país, organizó varios concursos que consagraron como campeones a aquellos capaces de entonar a la perfección algunos de los principales hits K pop. La proliferación de Centros Culturales Coreanos es, de hecho, parte de una ley para la Industria de la Promoción Cultural. Esta ley contempla la creación de centros de cine, exhibiciones y clases de idioma alrededor de todo el mundo.

¿Pero logró la ola coreana expandir el poderío cultural de la nación, finalmente? De acuerdo a Fernández, sí. Todos estos productos ayudaron y están ayudando a cambiar la imagen del país, el cual solía ser considerado como “atrasado”’ a pesar de todos sus logros económicos y tecnológicos. “La proyección televisiva de la Seúl moderna, el estilo de vida coreano y las tendencias de sus protagonistas colaboraron a formar la idea de Corea como un país desarrollado”, observa. “Éste es un país tan consumista como tradicional -resalta Rita-, por eso, si bien los productos son muy comerciales, hay márgenes para que se respete la identidad local y las costumbres y, que se vea eso es muy positivo”. Muchos analistas coinciden entonces que, a diferencia de las olas marítimas, la Ola Coreana no volverá para atrás, seguirá avanzando indefinidamente. Con el orgullo nacional como motor y la disciplina como medio, Corea, aseguran, se prepara para desbancar a las principales potencias occidentales de sus roles de generadores culturales. El resto del mundo ya está notificado. El tiempo dirá.

Tomado de Newswek Argentina

Be Sociable, Share!

3 comentarios sobre “La nueva telenovela coreana

  1. hola la verdad nunca en los años que tengo ya de vida no he visto yo una novela coreana no se si es fea,bonita comica,mala en fin pero deveriamos de poner alguna por curiosidad ok gracias saludos desde limonar matanzas gracias por exitir este sitio la verdad esta bueno gracias de nuevo

  2. Bueno to he visto pila de novelas coreanas y me fascinan y si son con Lee Min Ho mas todavía espero que algún día pongan novelas de el , pues estoy segura que les encantara

  3. es bueno que pongan bastantes novelas coreanas pues asi la gente descubre un nuevo mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*