Cuentapropismo a debate

Yosvany Albelo Sandarán

 

El inminente fin de la venta de artículos de vestir por cuenta propia en las principales calles cubanas absorbe las tertulias callejeras en Matanzas esta semana.

Es tal el interés puesto en el asunto que el tema fue uno de los fundamentales solicitado por estudiantes de Periodismo y Derecho en la Universidad matancera Camilo Cienfuegos, durante el habitual Día de la Carrera, que cada mes acerca a directivos de entidades yumurinas al plantel, bajo la coordinación del Comité Provincial del Partido.

Lázaro González Varela, director provincial  de Trabajo en Matanzas, fue el encargado esta vez de recibir el fuego graneado, al concluir una conferencia sobre las nuevas regulaciones del Trabajo por Cuenta Propia.

“Ahí”, se escuchó en el auditorio cuando tras unos cinco minutos de charla, González Varela pronunció la frase “…acerca de la modalidad modisto-sastre…” en referencia a la expectativa generada por la medida que anunciaron las autoridades competentes en el país, de suprimir la autorización a la venta de ropa importada por parte de particulares.

El funcionario aclaró que en otros países los aranceles comerciales los paga quien tiene autorizada la importación, y en Cuba ninguna persona natural tenía esa facultad, por lo que se produce una fuga de capitales, al no poder cobrar dichos aranceles.

El año anterior todos los cuentapropistas apegados a dicha modalidad fueron apercibidos para que liquidaran la mercancía hasta diciembre de 2012, el plazo se prolongó, pero ya les llegó su cuarto de hora. Dichas personas se comprometieron a vender todo el producto, según González.

Las preguntas de los estudiantes llovieron tras concluir la conferencia, un reflejo simple de cómo se ha movido la opinión en este sentido. Acerca de la diferenciación de impuestos a los vendedores de ropa en Matanzas, Lázaro González argumentó que éstos están sujetos a un régimen de simplificación por cuotas mensuales de 80 pesos, pero que es facultad de los Consejos de la Administración Municipal incrementarlos a partir de sus ingresos personales de forma individual en aquellos sitios con probada facilidad para las ventas. En estos momentos, 1 129 personas tienen licencia como modistas sastres en Matanzas y 1 457 como vendedores de útiles del hogar, ambas modalidades reguladas desde ahora para no vender artículos importados o comercializados en la red minorista.

Y una arista tan real como una casa selló el debate: al desaparecer los vendedores de ropas por cuenta propia, ¿cómo llenará el Estado el vacío dejado por la mala calidad y carestía de las producciones que comercializa en su red de tiendas en divisas?

Estudiantes de periodismo y derecho hicieron gala en la jornada de las profesiones que practicarán en poco tiempo, mostrando la validez de este ejercicio mensual de acercar elementos de la realidad cotidiana a la comprensión de los estudiantes, y al propio tiempo, estimularlos a participar activamente en el debate público sobre los temas más candentes.

Los jóvenes recibieron además información de primera mano acerca del alquiler de discos y las posibilidades de que con ello se legalice la piratería, las variedades de vendedores ambulantes y los soldadores, así como la autorización de ubicar a recién graduados de oficios como cuentapropistas aunque no tengan edad laboral.

39 370 personas trabajan por cuenta propia en Matanzas hasta este miércoles, segunda provincia del país en este acápite y seguirá aumentando. “Pero tiene que ser con orden y disciplina, agregó Lázaro Rodríguez, tiene que responder a la política económica del país, que es planificada, y hasta la materia prima para muchas de estas producciones deben planificar su importación”.

El Día de la Carrera funge como un espacio de formación extracurricular para estudiantes de Periodismo y Derecho en la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos, en el cual participan entre otros, los directores de los medios de prensa y la Unión de Periodistas de Cuba, con lo cual se pretende formar a los jóvenes de una manera más vinculada a la realidad que los rodea y en la que se desempeñarán en muy poco tiempo.

(TOMADO DE CUBAPERIODISTA)

Be Sociable, Share!

Un comentario sobre “Cuentapropismo a debate

  1. Aunque salga la ley, el pueblo seguirá comprando la ropa de las mulas, porque tienen mejor calidad y facilidades de pago(crédito) que las ineficientes estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*