Monos fugados de zoológico cubano en 1992 arrasan cultivos de frutas y maíz

Un ejemplar de mono verde captado por el lente en áreas del Instituto de Ecología y Sistemática. Autor: Roberto Morejón Guerra

Un ejemplar de mono verde captado por el lente en áreas del Instituto de Ecología y Sistemática.
Autor: Roberto Morejón Guerra/ Juventud Rebelde

Dos monos africanos que escaparon de un zoológico cubano en 1992 y tuvieron crías en un bosque, son la pesadilla de  agricultores, ya que devoran sus cultivos, informó este domingo la prensa local.

“Habichuelas, maíz, tomates, mangos, guayabas, nada parece saciar el apetito de estos primates (…), estimulando cuantiosas pérdidas en los cultivos”, publicó el diario Juventud Rebelde.

A partir de un pareja de monos verdes (Chlorocebus sabaeus) que escapó hace 21 años del Zoológico Nacional de Cuba, en la zona rural del suroeste de La Habana, ahora hay decenas de simios merodeando en bosques y granjas cercanas en busca de alimentos.

“Han arrasado con el maíz, la habichuela, los plátanos (…), se comen las guayabas, el mango. Tenemos cinco matas de mamey y no hemos podido lograr ninguno porque los mordisquean”, se lamentó el agricultor Jorge Luis Herrera, uno de los más perjudicados.

“En una oportunidad se metieron y me comieron una cosecha de maíz completa”, relató Fernando Peña Medina, otro agricultor.

Juventud Rebelde añadió que “no existe constancia en cuanto al número de animales” nacidos a partir de la pareja de monos verdes que escapó en 1992 cuando “un custodio dejó la puerta de la jaula abierta”.

“Las personas que los ven, los vecinos, comentan de que pueden ser hasta 50. Nosotros consideramos que la cifra puede estar entre 15, 20, quizá hasta 25″, aseveró el director de Desarrollo del Zoológico, Santos Cubillas.

Mayra Fernández, directora del Instituto de Ecología, vecino al Zoológico, dijo que sus “trabajadores han contabilizado unos 30 o 32″.

Estos monos, “que pueden medir entre 40 y 60 centímetros, sin contar la cola”, no son agresivos, aclaró el diario, que manifestó enfáticamente que han fracasado todos los tentativas por atraparlos, debido a “la inteligencia de estos animales”.

El problema con los monos se agudizó en seguida de que se comenzaran a entregar tierras estatales ociosas en usufructo a campesinos  y cooperativas, en 2008. Terrenos del Instituto de Ecología estuvieron entre las tierras asignadas.

El mono verde es una especie africana presente al mismo tiempo en algunas islas del Caribe como San Cristóbal y Barbados, donde habrían arribado en el siglo XVII en buques traficantes de esclavos.

(Con información de AFP)

(Tomado de Cubadebate)

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*