Para acelerar el metabolismo

Si quiere bajar de peso y mejorar su salud, lo primero que debe pensar es en la velocidad del metabolismo de su organismo. Porque de eso depende la rapidez en llegar nutrientes y energía a nuestras células.

Beba más líquido.

Beba más líquido. (Foto: alimentos-ricos.net).

A cargo de ROSAM.CUBELA

Un metabolismo lento, por lo general, resulta en sobrepeso. Para solucionarlo, en gran medida, usted puede tener en cuenta las siguientes sugerencias

Coma a las horas establecidas

Sin embargo, si no tiene un horario establecido, el cuerpo conservará energía en lugar de gastarla. Así que comer cada 3-4 horas le ayudará a su organismo a usar toda la energía.

Beba más líquido

Consumir suficiente líquido mejora el metabolismo. Cuando su organismo está deshidratado, quema menos calorías porque la tarea principal del hígado en este caso es restablecer las reservas de líquido en el organismo en lugar de quemar grasa. ¡Por eso, beba más! Si no se acostumbra a tomar mucha agua, beba té, por ejemplo té verde que también hidrata el organismo a la perfección.

Consume más lácteos

Los productos lácteos contienen muchos nutrientes que juegan un papel importante en la quema de grasa y en la construcción de los músculos. Así, el calcio juega un papel importante en la regulación del metabolismo. Cuanto más calcio consuma, más grasa puede destinar el organismo para quemar.

Sé físicamente activo

Cualquier actividad física, ya sea correr, caminar, bailar o hacer ejercicio en máquinas, te ayuda a quemar grasa y mejorar el metabolismo. Los de fuerza son los mejores en esta tarea, ya que aumentan el crecimiento muscular porque los músculos consumen calorías incluso cuando hace reposo y descansa. Por eso la mejor forma de agilizar el metabolismo es hacer ejercicio de fuerza.

Aprende a levantarte temprano

Incluso la luz del sol puede influir en su metabolismo. Una dosis de luz de la mañana ayuda a regular los procesos biológicos en tu organismo relacionados con el cambio del día y la noche, es decir, controlar el consumo y el gasto de energía.

No excluyas el consumo de carbohidratos

No exagere con las dietas rechazando por completo los carbohidratos. Su ausencia puede influir de forma negativa en la síntesis de la serotonina, o “la hormona del placer”. Eso afecta el funcionamiento del cerebro y puede estresar el organismo en general. Sí, bajará de peso pero por perder agua, no grasa; y ya hemos mencionado lo importante que es mantenerse bien hidratado.

Deja de comer golosinas entre comidas

Si le gusta comer papas fritas, galletas, bocaditos, es hora de reflexionar un poco. Comer estas golosinas entre comidas muy a menudo ralentiza el metabolismo. Lo que sucede es que la energía que consumimos en una ingesta de alimentos nos rinde unas tres horas. Luego el organismo empieza a consumir la energía interior, es decir, quemar su propia grasa. Y si sustenta constantemente el cuerpo con chucherías ricas en grasas, carbohidratos y azúcares, no quema grasa y sube de peso.

Cuida la cantidad de hierro en tu organismo

Sin hierro nuestros músculos no reciben la cantidad necesaria de oxígeno, lo cual afecta negativamente el estado de nuestro organismo en general. En tal caso, coma más carne, pescado, vegetales verdes (en especial espinacas y acelgas), lenteja y frutas.

Evite el estrés

A menudo los problemas con el metabolismo simplemente son el reflejo de nuestra inhabilidad de lidiar con el estrés. En este estado la glándula tiroides ralentiza el metabolismo, lo cual hace que las personas  suban de peso.

(Tomado de Bohemia.cu)

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*