BOHEMIA 110 AÑOS DE CUBANÍA

La revista más antigua de Cuba está de aniversario. Un artículo de su quehacer durante tantos años, bajo la rubrica de Pedro Garcia, nos da una panorámica de la vida de Bohemia.

 

En constante batallar de ideas

Como la caracterizara Fidel, mantiene su tradición de firme baluarte ideológico de la Revolución en la defensa y consolidación de nuestra identidad nacional

Edición del 4 de enero de 1914. A partir de ese año comenzaron las portadas en tricromías (primera publicación en hacerlo en Cuba) y se llevó el paginado a 40. (Realización: P.Valer)

Edición del 4 de enero de 1914. A partir de ese año comenzaron las portadas en tricromías (primera publicación en hacerlo en Cuba) y se llevó el paginado a 40. (Realización: P.Valer)

Por PEDRO ANTONIO GARCÍA

El periodista e historiador Jorge Quintana afirmó, en su célebre artículo de 1953, que BOHEMIA había salido a la calle por primera vez el 10 de mayo de 1908. También aseveraba que aparecieron “unos pocos números en 1908”. Según esa misma fuente, constaban de 16 páginas y en un subtítulo se autoproclamaba como “Revista Semanal Ilustrada” pues se dedicaba fundamentalmente a temas culturales. El director-propietario Miguel Ángel Quevedo Pérez –quien la denominó así, dicen, por su afición a la famosa ópera de Giacomo Puccini–, comenzó a utilizar a partir de 1914 portadas en tricromías (primera publicación en hacerlo en Cuba). Como negocio editorial ya daba frutos por lo que se llevó el paginado a 40.

De acuerdo con uno de sus editoriales de la época, BOHEMIA se había propuesto ser “una enciclopedia imprescindible en toda casa en que sus habitantes se precien de cultos y amantes del saber”. No obstante todavía en la década de 1920 no era “la revista”, como lo fue después, pues Carteles y Social le superaban en calidad, prestigio y aceptación.

No solo arte y literatura

En 1926 andaban tan mal las cosas que la tirada se redujo a 4 000 ejemplares y su dueño incluso pensó en clausurarla, pero su hijo, Miguel Ángel Quevedo Lastra, pidió un voto de confianza y asumió la dirección. La publicación se transformó radicalmente. Disminuyó su tamaño, pero aumentó el paginado. Sin abandonar la línea editorial paterna de reproducir grabados a colores de los más importantes plásticos cubanos e incluir artículos de crítica artístico-literaria, se introdujo de lleno en la actualidad política nacional. Se hicieron frecuentes los editoriales que criticaban fuertemente a la tiranía machadista –lo que le trajo periodos de censura estricta y clausuras-, e incluso publicó una carta abierta el 6 de agosto de 1933, en medio de un clima de huelgas y represión, en la que se demandaba al sátrapa su abandono del poder para salvar la crisis nacional.

En la edición del 14 de junio de 1931, la revista protestaba en esta portadilla por la represión del ejército y la policía machadistas contra indefensos manifestantes en Santiago de Cuba. (Crédito: autor no identificado)

En la edición del 14 de junio de 1931, la revista protestaba en esta portadilla por la represión del ejército y la policía machadistas contra indefensos manifestantes en Santiago de Cuba. (Autor no identificado)

Tras la caída del machadato, BOHEMIA continuó abordando los temas de actualidad. Sus páginas se abrieron a opositores del régimen Batista-Caffery-Mendieta, como Antonio Guiteras, quien publicó su notable artículo “Septembrismo” sobre las causas del derrocamiento del Gobierno de los 100 Días; Raúl Roa, Pablo de la Torriente Brau… A pesar de la difícil coyuntura económica de esa década, devino la primera publicación cubana y latinoamericana, con una gran tirada y circulación.

La Revista de la familia cubana

A partir de 1937 el “Hombre Fuerte” del imperialismo y la oligarquía criolla en Cuba, Fulgencio Batista, se percató de que no podía seguir gobernando con mano dura. Tras una serie de concesiones, que abarcaron desde una amnistía general y la legalización de los sindicatos y partidos políticos hasta la convocatoria a una asamblea constituyente, que redactó la progresista Carta Magna de 1940, el país se abrió hacia un clima de democracia representativa. BOHEMIA aquilató muy bien la nueva situación y evolucionó hacia una publicación de informaciones generales, con marcado acento en la problemática nacional, sin descuidar otros temas que la hacían grata a variados públicos. Aparecieron nuevas secciones de entretenimiento, crucigramas, secciones fijas para la mujer y el hogar, se amplió el espacio humorístico, se incluyó la crónica deportiva.

En esa década contaba con un notable equipo de dirección. Ya estabilizada la jefatura de redacción con Ramón Rubiera, se fortaleció la jefatura de Información Nacional con la entrada del escritor asturiano Antonio Ortega. En julio de 1943 apareció la sección En Cuba, a cargo de Enrique de la Osa, con la estrecha colaboración de Carlos Lechuga. Al decir del periodistas Juan Marrero, toda una autoridad en la historia de la prensa cubana, “lo original de la sección es que, desde su comienzo, no repetía lo que publicaban los periódicos diarios o lo que decía la radio, entonces los medios de comunicación existentes, sino que ofrecía información totalmente novedosa. Poco a poco, se nutrió de sus propias fuentes de información que la convirtieron en un látigo contra asesinos y mafiosos, elementos corruptos y politiqueros”.

Edición del 1º de noviembre de 1953, luego de tres meses censurada. (Ilustración: Yanes).

Edición del 1º de noviembre de 1953, luego de tres meses censurada. (Ilustración: Yanes).

La publicación tenía además otras secciones que atraían los diversos públicos. A En marcha con el tiempo, un resumen semanal de la actualidad internacional, redactado por los editores de Time, se le sustituyó en los 50 por Así va el mundo, escrito a partir de servicios cablegráficos por un equipo de la revista. Los descubrimientos en salud y tecnología eran abordados en Así va la ciencia. La historia patria siempre estuvo presente en cada número, en un primer período a cargo de Rafael Soto Paz, luego, bajo la impronta de Jorge Quintana y Loló de la Torriente.

El 30 de junio de 1944 el periodista Guido García Inclán inició desde las páginas de la revista una campaña para dotar a José Martí de una tumba digna en la necrópolis de Santa Ifigenia. Tras un arduo batallar, el reportero recibió del Congreso de la república un cheque por 100 000 pesos. No sería para García Inclán su último combate, luego, desde su sección Arriba corazones, organizaba colectas para que niños pobres pudieran recibir la atención médica requerida.

A finales de los ’30, BOHEMIA estuvo al lado de la república española contra la agresión italo-hitleriana y luego, de los pueblos que luchaban contra el fascismo durante la Segunda Guerra Mundial. En sus páginas se denunció el latifundismo y la miseria del campesinado, los turbios manejos de las empresas extranjeras en Cuba, la politiquería y el pandillerismo. Vocera de la ortodoxia, apoyó a Eduardo Chibás en su combate contra la corrupción gubernamental.

Primera Edición de la Libertad (11-18 de enero de 1959), con una tirada de un millón de ejemplares. (Autor no identificado)

Primera Edición de la Libertad (11-18 de enero de 1959), con una tirada de un millón de ejemplares. (Autor no identificado)

Pero también pecó al propulsar y elogiar acríticamente al modo de vida norteamericano y la acción de sus gobiernos; además, emitió prejuiciosas valoraciones contra el pensamiento marxista leninista y el movimiento comunista.

Durante la lucha insurreccional contra la tiranía de Fulgencio Batista los oposicionistas hallaron espacio en las páginas de la publicación, la cual, sin adoptar una postura radical ni militante, nunca se mostró complaciente con el régimen dictatorial. Se divulgaron artículos, reportajes e informaciones cuando lo permitía la censura gubernamental.

Antes del Moncada, Fidel denunció en el semanario el vandálico ataque policiaco contra el taller del escultor Fidalgo (febrero de 1953). Desde el Presidio Modelo, publicó su posición ante la amnistía a los presos políticos que proyectaba realizar la tiranía (marzo de 1955). También tuvieron cabida en BOHEMIA su réplica a un alto militar batistiano (“Mientes Chaviano”, ante los sucesos del Moncada, publicado en mayo de 1955) así como sus respuestas a otras provocaciones (“Frente a todos”, enero de 1956; “Carta sobre Trujillo”, septiembre de 1956). Igualmente, declaraciones del líder histórico de la Revolución, reportajes y entrevistas que le realizaron,

incluso en su lucha guerrillera desde la Sierra Maestra, son

reproducidas por la revista.

Con la Revolución el poder

El semanario seguía aumentando su tirada: de 125 000 en julio de 1948 a cerca de 260 mil en 1953 y 315 mil en 1958 (uno por cada 21 cubanos de entonces). Todos estos récords quedarían minimizados cuando en1959, al triunfar la Revolución, BOHEMIA sacó a la calle tres números antológicos, las célebres Ediciones de la Libertad, contentivos de hechos relevantes de los años de lucha insurreccional, y que llegaron a alcanzar, cada uno, un millón de ejemplares.

Los trabajadores de BOHEMIA asumieron todas las tareas que les encomendó la Revolución desde los primeros días del triunfo. Convocaron colectas en apoyo a la Reforma Agraria y para la compra de armas y aviones destinados a la defensa de la patria, que tuvieron una gran acogida en la población, lo que posibilitó la recogida de millones de pesos. Como en los tiempos de Martí y el Partido Revolucionario Cubano, muchos ciudadanos donaron un día de haber laboral. Fue también masiva la incorporación a las milicias.

Edición especial dedicada a Che (20 de octubre de 1967). (Autor no identificado)

Edición especial dedicada a Che (20 de octubre de 1967). (Autor no identificado)

Cuando la Campaña de Alfabetización, se editó el suplemento Lecciones para todos, con material audiovisual y bibliográfico para ayuda y orientación de profesores y alumnos. Luego apareció en la revista la sección Lo que Cuba lee, donde se ofrecían notas informativas y críticas sobre libros recién publicados en el país.

En julio de 1960 su director se exiló de modo voluntario. Algunos periodistas le siguieron. A partir de ese instante la revista fue intervenida por sus propios trabajadores y se nombró director a Enrique de la Osa, función que desempeñó hasta 1971. Una hornada de reporteros se incorporó a la labor diaria, entre ellos, el veterano Mario Kuchilán, quien creó la columna Zafarrancho, la cual alcanzaría una gran aceptación entre los lectores.

Al producirse la invasión mercenaria por Playa Girón la revista envió a dos de sus mejores reporteros: Dora Alonso y Luis Báez, quienes desde las primeras líneas de combate informaron a los lectores en antológicos reportajes sobre la batalla librada por el pueblo uniformado contra las fuerzas invasoras organizadas por la CIA.

Periodo especial

Ante la desaparición de la Unión Soviética, el derrumbe del socialismo en Europa del este y la agudización del Bloqueo por parte de los Estados Unidos, Cuba tuvo que aplicar una estrategia de resistencia para salvar la patria, la revolución y el socialismo. Dentro de dicha estrategia, BOHEMIA se vio precisada a reducir su tirada a 100 000 ejemplares (y el paginado a 82) cada quincena. Desaparecieron secciones y otras pasaron a tener frecuencia mensual.

Edición especial por el aniversario 150 del nacimiento de José Martí (24 de enero de 2003). (Portada: ROBERTO FIGUEREDO)

Edición especial por el aniversario 150 del nacimiento de José Martí (24 de enero de 2003). (Portada: ROBERTO FIGUEREDO)

Fue necesario, ya en los años finales del siglo XX, recuperar algunas de esas secciones como la de En Cuba, como paradigma del periodismo de investigación, aunque ahora desde una óptica distinta, pues no solo se limita al ámbito político, como en los tiempos de Enrique de la Osa, sino que también aborda lo económico y social. La Historia volvió a disponer de una frecuencia quincenal y junto con el trabajo central, se le añadieron las efemérides y la columna Así es la Historia, de pequeñas crónicas sobre personajes y hechos históricos relevantes. Reaparecieron las columnas de opinión y se fortaleció la página de Ciencia y Técnica con la incorporación de nuevos especialistas. Y desde abril de 2002 comenzó a contarse con una versión digital, la cual cada día va ganando en visitantes.

Centrando su quehacer periodístico en los temas más acuciantes de carácter político que ha vivido el país y el mundo en general, junto a los deportivos, culturales, económicos, científicos y muchos más, siempre enfocando cada fenómeno a partir de la ideología de la Revolución Cubana, BOHEMIA llega a sus 110 años manteniendo su tradición de firme baluarte ideológico de la Revolución. Como la caracterizaría Fidel en el aniversario 95 de su fundación, sigue estando “al servicio de la información del pueblo cubano, en constante batallar de ideas por la defensa y consolidación de nuestra identidad nacional”.

(Tomado de la Revista Bohemia)

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*