Las fakes news de Trump

A partir del 18 de marzo del presente año, el gobierno norteamericano decidió que le reducirá la validez de la visa B-2 a los nacionales cubanos a tres meses y con derecho a una sola entrada. Esta visa es solicitada por la personas para hacer turismo, visitas familiares, tratamiento médico y viaje similares, siempre con categoría de no-migrante.

Desde hace un tiempo los norteamericanos empezaron a aplicar en algunos casos-bastantes- la visa de múltiples entradas con 60 meses de validez.
El pretexto que esgrimió la Embajada estadounidense asegura que la reducción se debió a una “reciprocidad” con el tratamiento que otorga Cuba a los norteamericanos y añadió que este proceso se está llevando a cabo en el mundo entero

Según comentó el especialista en Relaciones Internacionales Carlos Alzugaray “Esta medida afecta en primer lugar las visitas familiares. En segundo lugar a los pequeños emprendedores que necesitan viajar varias veces al año para adquirir insumos para sus negocios. No es cierto que esté basada en la reciprocidad. Si fuera así todos los cubanos podríamos viajar a Estados Unidos cuando queramos y tantas veces cómo pudiéramos pues solo se requeriría comprar la visa o tarjeta turística en la agencia de viajes, en la compañía de aviación o en el propio aeropuerto al subirse en el avión, por un monto de 50 dólares. Así es como los norteamericanos consiguen su visa para viajar a Cuba. No tienen que solicitar una entrevista en una Oficina Consular cubana y mucho menos ir a un tercer país para hacerlo. Tampoco arriesgan perder su dinero si la visa no es autorizada.

 

Así son las cosas no como las cuenta el Departamento de Estado. 

Be Sociable, Share!