SOBREVIVIENTE O VÍCTIMA

Por Alberto Enrique
La vida enseña. El señor Donald Trump (DT) dice haber seleccionado el
futuro sobre la Mayor de las Antillas. Es increíble todo lo que a este
hombre se le ocurre. Parece que es un aficionado a poner en juego
riesgosamente a los demás humanos, quizás sea por el gusto de poner el manejo unipersonal que otorga el poder en el poder. Así, de fácil.
Si fuéramos a creer en la reencarnación quizás le atribuyésemos haber heredado el espíritu de algún cacique de cualquiera de las numerosas tribus nativas que existieron en el territorio que ocupa el actual EE.UU y cómo esas influencias le hacen a DT pensar en dominar,trasformar al mundo.
Se me ocurre pensar que puede estar encasquillado y le vendría mejor preocuparse  pues en estos tiempos vale más solucionar los grandes, enormes problemas que aquejan a este mundo de hoy sin los métodos que usted emplea ¿son para complacer a “la extrema de la extrema derecha”?
¿Qué le debe? ¿Cómo asumirá el castigo divino de los miles de millones que sufren hambre, persecución o muerte por su culpa?
Ahora, todo indica que este caballero resume su andar con la amenaza en una mano como si fuese un escudo y en la otra la espada asestando a diestra y siniestra. Cada uno de los últimos presidentes de la Unión dejó alguna guerra de exterminio. Ahora dicen que el sistema sigue siendo igual: acabar, destruir pero con otros métodos más sutiles, o sea, aniquilar al adversario de cualquier forma, dígase: fabricando mentiras, acusando sin pruebas, culpando a inocentes…
Hace pocos días dijo que va a arreglar la situación de Cuba e
incrementará su política de endurecimiento del bloqueo y la imposición de medidas con las cuales revertirá el acercamiento bilateral alcanzado durante el mandato de Barak Obama, y concluyó amenazante que podría acelerar la transición hacia la democracia en la isla comunista… ¿Qué pantalones va a usar, pregunto?
Desde Eisenhower hasta ahora – y son décadas transcurridas- han
llovido calumnias a  montones desde Washington DC, la Casa Blanca, la Agencia Central de Inteligencia…  inventando para destruirnos. Y no existe ningún mandante que haya pasado por la Oficina Oval que no haya empleado mecanismos agresivos; los politiqueros que han merodeado en el entorno o por el capitolio decían estar convencidos de la imposibilidad de que la Revolución pudiera sobrevivir, pero la fuerza de la razón nunca ha faltado, y el triunfo ha estado de nuestro lado.
Aquí no creemos en conservadurismos, tampoco engaños, menos cabida tendrá ningún intervencionismo ni truco sucio. Volver a una sociedad semicolonial, jamás. La Revolución se ha hecho a base de verdades y así ha de continuar.
“Este pueblo, que ha trazado su destino y lo llevará adelante, no se
inmuta, ni se asusta, ni siquiera renuncia a su alegría”.  Señor
Trump,  esta es una cita de Fidel Castro en su discurso del 31 de
diciembre de 1960 ¿Qué le parece? A la vez,  usted viene hablando de acelerar una transición para la democracia en Cuba ¡Que ignorante!
Solo le reseñaré un fragmento también de Fidel Castro de otro discurso pronunciado el primero de mayo de aquel mismo año:
“Democracia es aquella en que las mayorías gobiernan. Democracia es aquella en que la mayoría cuenta: democracia es aquella en que los intereses de la mayoría se defienden; democracia es aquella que
garantiza al hombre, no ya el derecho a pensar libremente, sino el
derecho a  saber pensar, el derecho a saber leer lo que se piensa o
piensan otros. El derecho al pan, el derecho al trabajo, el derecho a
la cultura y el derecho a contar dentro de la sociedad. ¡Democracia
por eso, es ésta, esta democracia de la Revolución Cubana!”
¿Señor Trump, necesita más aclaraciones? Si se llenara de valor y
decidiera acercarse por acá,  pudiera ver con sus propios ojos la
valentía de este pueblo y su capacidad de resistencia. Pruebe.
Sacará conclusiones propias, la vida enseña: sabrá si somos
sobrevivientes o víctimas. ¡Ya es hora, deje a los venenosos que le
“asesoran”!
Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*