PURO HALLAZGO

Por: Alberto Enrique

 
Recuerdo aquello de “ratón de biblioteca” para calificar a quienes
andan en busca de buenas lecturas, aunque también proliferan los que
gustan descubrir en las librerías lo más atractivo publicado del
género preferido, ¡lo último!, como si quisieran impedir se les
escapase tal o más cual título.
Existen otros lectores, aquellos que buscan exclusividades y se
deleitan ante los llamados incunables, libros característicos o únicos
por su antigüedad; aparecen otros a quienes les declaran como leedores
críticos, o sea, que no leen cualquier texto y dedican su tiempo de
manera más exigente. Todo eso es muy cierto pero uno también gira
sobre sí mismo cuando llega ante una obra sugestiva, curiosa, que
ofrece algo sustancioso, nuevo.
Hace poco entré a la librería Fayad Jamis, en la Habana Vieja y, puro
hallazgo, encontré un pequeño volumen de apenas un centenar de
páginas, su título “Los adolescentes preguntan” publicado por la
Editorial Científico-técnica en la UEB Gráfica de Holguín.
Atrajo mi atención el modo en que fue confeccionado su contenido. En
solo ocho capítulos  presenta 101 preguntas con sus respuestas.
Explican los autores que son las más frecuentes que se hacen los
adolescentes acerca de factores biológicos, psicológicos y sociales.
Asombra tan numerosos aspectos tratados como la amplitud de temas y la
capacidad de síntesis expresada. Vale puntualizar que esta obra ha
sido escrita con lenguaje sencillo y claro, para ello los escritores
aplicaron sus conocimientos científicos y la práctica médica.
Especializados en Ginecología y Obstetricia, los Másteres en Ciencias,
Aldo Rodríguez Izquierdo y Omayda Safora Enríquez, aseguran que el
libro está dedicado a los jóvenes, los padres, la familia y demás
componentes sociales, en especial maestros y profesionales. La
intención consiste en ayudar a comprender las inquietudes de los
adolescentes para que estos puedan llegar mejor preparados a la
adultez.
Es indudable, tenemos en las manos un libro de divulgación que atrapa
y deja a uno clavado ante las innumerables cuestiones abordadas.
Revela incontables dudas surgidas entre adolescentes y jóvenes de
ambos sexos; son interrogantes, ansias de saber ante los cambios que
observan en su desarrollo. Además, demuestra la gran brecha
protagonizada por la falta de información o muy cerca de esta,
conocimientos reprochables que pueden provenir de fuentes no
confiables o sustentadas en una imaginación superficial sin tener en
cuenta la época por la cual aquellos atraviesan.
Sexualidad adecuada es la clave para una existencia placentera desde
un comienzo. No obstante, precisan los autores que la felicidad de
cada pareja ha de brotar desde el mismo inicio si actúan con respeto
de ambas partes, cuidándose entre sí, pues esa nueva etapa al ser
compartida quedará mucho más allá que un mal recuerdo, y para lograrlo
debe estar presente el amor, la ternura, nunca actuar por complacencia
ni presiones externas.
Insisten que los adolescentes más que reprimendas necesitan
orientaciones exactas, por tales razones acertadamente esta
publicación aborda no solo temas referidos a la anatomía y el
desarrollo fisiológico. Entre muchísimos aspectos puntualiza sobre la
salud reproductiva, o advierte sobre ciertas enfermedades, también en
torno a las infecciones de trasmisión sexual. Estos doctores tratan de
propiciar mayor entendimiento en muchos campos propios de la vida
juvenil y sobre su calidad.
Aquí se conoce sobre la menstruación desde una amplia mirada y, entre
otros aspectos, el cuestionamiento acerca de la conveniencia o no de
tener relaciones sexuales durante el sangramiento mensual; a la vez,
sobre la anticoncepción desde múltiples ángulos. Considera la
eyaculación precoz, el tamaño del pene, las veces que pueden ocurrir
las relaciones sexuales en un tiempo dado e indica cómo debe ser
proporcionada básicamente la satisfacción total de la pareja.
Hay enfermedades en la mujer que si se desconocieran pudieran
representar elevados compromisos ulteriores, en ocasiones hasta graves
o con posibles afectaciones permanentes. Por ello ha de constituir una
preocupación de primer orden proteger la salud reproductiva futura. De
hecho se impone no pecar de ignorancia, por ejemplo, practicar una
higiene sexual adecuada, evitar promiscuidades, y ante sospechas de
cualquier infección baja o presencia de secreción vaginal siempre
acudir al médico.
Esta obra considera anomalías que influyen en la fertilidad, también
sobre el cáncer de cuello uterino, una de las enfermedades malignas
más frecuentes en la mujer pero que es posible evitar y diagnosticar
en sus etapas tempranas, pudiéndose alcanzar entonces un pronóstico
muy favorable. Estos expertos confirman que el responsable de este mal
es un virus trasmitido por vía sexual mediante conductas aventuradas
como el cambio frecuente de pareja, no usar condones, realizar
relaciones con varones de conductas dudosas o si median infecciones de
trasmisión sexual, además evitar relaciones genitales antes de los 16
años.
Al hojear las páginas de este libro –que no es uno más- se anda a lo
largo de un gran paseo por un mundo muy cercano pero a la vez bastante
desconocido: razones sobradas para ir más hacia su profundidad. Quizás
si usted leyera esta obra estaremos todos en mejores condiciones de
compartir con los adolescentes y los jóvenes, acercarse a ellos, mover
argumentos útiles, provechosos, aportando en grande dentro de un
trascendental aspecto realista, cultural, familiar. El asunto consiste
en aplicar  alianzas inteligentes. Y, si surgen preguntas… tendremos
entonces acertadas respuestas ¿No le parecería mejor así?

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*